Envíos GRATIS en Colombia.

Rituales para cuidar de ti, un sinónimo de amor propio

En los últimos años el amor propio ha estado en el centro de todas las tendencias. Lo vemos en los comerciales, en las redes sociales y muchas veces solemos decirnos entre nosotros “Es importante que tengas amor propio,” o quizás habrás escuchado “Amiga/o, quiérete a ti primero” pero ¿qué hace parte del amor propio? ¿cómo sé si realmente tengo amor propio?

La realidad es que el autoestima y amor por nosotros mismos no es algo que se construya de de la noche a la mañana, sino que es algo que debemos fortalecer y trabajar diariamente como un recordatorio de que nuestro cuerpo y nuestra mente es valiosa.

Sigue leyendo para conocer algunos rituales que puedes incorporar en tus días como un acto de amor propio. 

Hay muchos factores que entran en juego cuando hablamos de amor propio y que nos ayudan a construir un verdadero autoestima y cuidado de nuestro cuerpo y nuestra mente. Por eso hoy, ¡te traemos un ritual para que cuides cada parte de ti! 

Nuestro cuerpo tiene 5 sentidos, cada sentido nos ayuda a percibir el mundo a nuestro alrededor y hace que la realidad sea tangible para nosotros. Por esta razón, es importante cuidar de cada uno de nuestros sentidos y hacer un ejercicio consciente de gratitud hacia ellos.

Incorpora los siguientes rituales en tu rutina o úsalos para inspirarte y crear tus propios rituales. 

 

Ritual para el tacto y la escucha

En los días que quieras hacer un ritual para tu sentido del tacto y para tu escucha, te recomendamos que hagas una noche de spa para activar tus sentidos mientras cuidas de tu piel y tu cabello. 

Vas a necesitar: 

  • Tus productos de cuidado para el cabello. ¡Te recomendamos incluir una mascarilla para nutrir y cuidar tu pelo! Un aliado perfecto para este ritual es nuestra línea de Filoker
  • Un jabón hidratante para el cuerpo como nuestro Aquasense
  • Una crema hidratante para el cuerpo. 
  • Una mascarilla para tu cara. 
  • Un parlante de música que puedas ingresar al baño. 
  • Un manojo de eucalipto seco. 

Instrucciones: 

  • Para activar tu olfato junto a tu tacto, amarra un manojo de eucalipto seco a tu ducha, de tal manera que cuando caiga el agua caliente, el eucalipto soltará su fragancia que te ayudará a despejar tu mente y relajarte. Si vas a utilizar una tina, puedes amarrar el manojo a la llave y cumplirá la misma función. También te recomendamos poner tu música favorita para que tu escucha se active. 
  • Para este ritual vas a lavar tu cabello ¡pero no como lo haces todos los días! procura hacer un ejercicio consciente de limpieza. Aplica Shampoo y masajea durante 5 minutos y consiente tu cuero cabelludo. Luego procede con tu acondicionador, masajeando tus puntas, asegurándote que la hidratación llegue a cada mechón de tu cabello. Pd. asegúrate de cerrar el agua mientras aplicas los productos para no desperdiciar. 
  • Luego vas a aplicarte la mascarilla en el cabello y en tu rostro y los dejarás durante 10 min. Tomándote todo el tiempo que tu piel y tu cabello necesita para nutrirse y restaurarse. 
  • Cuando hayas terminado, retira las mascarillas y aplícate la crema hidratante en todo tu cuerpo después de secarte. 

Ritual para el olfato y el gusto 

Nuestro olfato nos permite disfrutar del mundo por medio de los olores, nos ayuda a evocar recuerdos, a recordar lugares e incluso a personas.

Por otro lado, nuestro gusto nos ayuda a disfrutar el alimento que nos da energía.

Para este ritual, involucraremos a ambos sentidos y te recomendamos hacerlo una vez al mes. 


Vas a necesitar: 

  • Tus alimentos favoritos, puedes incluir chocolate, café, frutas, vino etc 
  • Una bufanda o un elemento que te permita cubrir tus ojos 
  • Un cuaderno y un esfero 

Instrucciones: 

  • Asegúrate de tener un espacio para ti solo para hacer este ritual. Es importante que puedas tomarte tu tiempo sin sentirte juzgado o incómodo. 
  • Coloca tus alimentos en tazas y cúbrete los ojos. Al cubrir tu vista, tu sentido del olfato y del gusto se intensificarán. 
  • Ahora, coge uno de los alimentos y acércalo a ti, siente su olor y luego acércalo a tu boca y consúmelo de forma lenta. Debes masticar de forma lenta para que puedas saborear verdaderamente el alimento. 
  • Ahora quítate la máscara y escribe en tu cuaderno: 
    • ¿Qué me gusta de este alimento? 
    • ¿A quién me recuerda? 
    • ¿Cuándo fue la primera vez que lo probé? 
    • ¡Y las demás ideas que se te ocurran en el momento!
  • Haz lo mismo con el resto de alimentos. 

Todos los días percibimos olores y consumimos múltiples alimentos, sin embargo, rara vez nos detenemos a hacer un ejercicio consciente sobre como estos olores nos hacen sentir bien y cuidan de nuestro cuerpo. Por eso, es importante detenerte de vez en cuando y permitirte tener una relación cercana con tu cuerpo y las cosas que disfrutas. 


Ritual para la vista 

El último de nuestros rituales, es un ritual para agradecerle a tu vista por permitirte ver el mundo. 


Vas a necesitar: 

  • Tiempo 

Instrucciones: 

  • Para este ritual solo vas a necesitar darte el tiempo que necesitas para ver las cosas que te gustan. ¡Disfrutar de obras de arte, ver amaneceres o paisajes! 

Existen muchas maneras más de cuidar de tu cuerpo y cuidar de ti, y para cada una de nosotros esto significará algo diferente. Lo importante es tomarnos el tiempo de conocernos e identificar que son aquellas cosas que nos hacen sentir bien y nos nutren de amor, porque el cuidar de nosotros es el verdadero sinónimo de amor propio.

carrito