Envíos GRATIS en Colombia.

Caída de cabello en el post parto, ¿debería preocuparme?

La maternidad es un momento valioso en la vida de una mujer lleno de altibajos y sorpresas inesperadas. Desde los primeros meses, los cambios físicos y emocionales por los que se atraviesa son variados y muchas veces únicos a la experiencia propia de cada mujer. Factores genéticos, precedentes clínicos y tu entorno afectan cómo vives y sientes cada etapa del embarazo. Sin embargo, muchos de los cambios a los que te enfrentas son completamente normales ¡y no tienes nada que temer! ya que la mayoría suelen ser temporales. 

Uno de los efectos más notorios (¡y de los que más nos asustamos!) durante la etapa de post parto es la caída de cabello, que se denomina como Efluvio Telógeno Post Parto. Le sucede aproximadamente a 1 de cada 2 mamás y se evidencia alrededor de 4 a 5 meses después de tu parto. Así que si eres una mamá primeriza y estás entrando en pánico, te recomendamos que sigas leyendo.


¿Cuál es el ciclo del pelo?


Para entender el comportamiento de nuestro pelo durante y después del embarazo, debemos  familiarizarnos con el ciclo natural por el que atraviesa el folículo del cabello y que se compone de tres fases: Fase Anágena, Fase Catágena, y Fase Telógena. La duración de cada fase depende de cada persona, pero en promedio dura 4 años. 


Durante la primera fase, la de crecimiento, nuestro cabello crece aproximadamente 1 cm cada 28 días. En la segunda fase, nuestro cabello se encuentra en un periodo de descanso y detiene su crecimiento, y finalmente, en la tercera fase experimentamos la caída del cabello. En este periodo solemos ver más pelo en nuestro cepillo, ducha y almohadas. No obstante, ¡es completamente normal! 


Si llegas a notar la aparición de huecos, o una caída anormal, es recomendable que visites tu dermatólogo para que te de un diagnóstico de ser necesario. 


Ahora, ¿Qué sucede con mi pelo durante el embarazo? 


El embarazo llega con un cambio hormonal que altera el funcionamiento natural de varios de tus ciclos naturales. Existe un aumento significativo de estrógenos y progesterona, que ayudan a que tu útero forme nuevos vasos sanguíneos, a que transfieras nutrientes y a brindarle todo el soporte que tu bebé necesita. 

Este aumento hormonal hace que se retrase la fase de caída y tu pelo se mantenga en la Fase Anágena durante todo el embarazo. Esto resulta en una cabellera larga y abundante durante tu periodo de gestación, ¡aprovecha los cumplidos! 


Caída de cabello en el post parto

Caída del pelo en el post parto 


Tuviste a tu bebé, llevan un par de meses retadores, cuando de repente empiezas a encontrar pelos en tu almohada, en la ducha, en la cocina y tu cabellera abundante ya no parece tener el volumen que tenías durante tu embarazo. Te miras al espejo y piensas ¿Me voy a quedar sin pelo? ¡No entres en pánico!, esto es completamente normal. Tu bebé nació y tu cuerpo se encuentra en una fase donde los niveles hormonales se empiezan a regular y tus ciclos naturales vuelven a acomodarse a donde se encontraban antes de tu embarazo. Los niveles de estrógeno y progesterona se regulan y entras en una fase continua Telógena (recuerda que esta es la fase donde tu cabello se cae). 


Aunque tu pérdida de cabello parezca anormal, simplemente estás perdiendo el pelo que no habías perdido durante tu periodo de gestación debido el retraso de la fase de caída. Pasado un tiempo, entrarás nuevamente a la fase de crecimiento y tu cabello comenzará a crecer de forma habitual. 


Algunas recomendaciones para mantener tu cabello sano: 


Aunque esta pérdida de cabello es un proceso natural del cuerpo después de un periodo de gestación, existen formas en las que podemos cuidar y preparar nuestro cabello para que crezca fuerte después de superar la pérdida de cabello durante el post parto. 

  • Asegúrate que tus niveles de azúcar en la sangre, de vitaminas y niveles hormonales estén regulares. Cuidar tu cuerpo en el post parto es igual importante a tu periodo de gestación. 
  • Utiliza un shampoo gentil, que detenga la caída del pelo, active el crecimiento y lo fortalezca de la raíz a la punta. 
  • Aunque sabemos que cuidar de tu nuevo bebé no es una tarea sencilla, trata de nivelar tu estrés. Mucho estrés puede desregular tus hormonas que puede ocasionar una caída de cabello en exceso. 
  • Por último, mantén una dieta rica en proteínas y balanceada. Alimenta tu cuerpo con ingredientes que lo sanen. Y compleméntalo con suplementos que te brinden los antioxidantes necesarios para fortalecer tu sistema inmune y la salud de tu piel y cabello. 

 

Cuidar nuestro cuerpo muchas veces significa tomarnos el tiempo de conocernos bien y seguir nuestra intuición. Si sientes que tu caída de cabello es anormal, o que hay aparición de huecos, no dudes en consultar con tu dermatólogo para que te de un tratamiento adecuado de acuerdo a tu situación. 

 

 


Referencias 

carrito