¡Todos nuestros envíos son gratis en Colombia!

Antioxidantes, mitos y verdades sobre este superhéroe.

Hoy en día nos bombardean con información de las redes sociales, y otras personas que dicen tener todos los secretos para una mejor salud y longevidad.

Pero, ¿cuánto de lo que la gente dice saber es realmente cierto? De ahí la importancia de informarnos constantemente para aprender a diferenciar entre los mitos y lo que realmente beneficia tu cuerpo. 


Uno de estos términos en tendencia y populares de las redes sociales son los antioxidantes. Mucha gente celebra sus beneficios y habla de su importancia, pero ¿qué son realmente? Y una pregunta aún más vital, ¿qué beneficios tienen para tu cuerpo? 

 

 

Los radicales libres 
Cuando se habla de antioxidantes, es inevitable hablar sobre los radicales libres.

Los radicales libres son átomos inestables en nuestro cuerpo que generan daño y deterioran a otras células, produciendo algo que se denomina como estrés oxidativo, ¡no te preocupes, te lo vamos a explicar de forma sencilla!

El estrés oxidativo es el resultado de un exceso de componentes que no son útiles para nuestra vida dentro de nuestro cuerpo y que generan daños a nuestras células, proteínas y ADN.

Te recomendamos ver este video donde el Dr. John Harvey Gaviria nos explica: 

 

@inbiotech ¿Parte 2 de cómo resolverlo? 🙌🏻 Síguenos para aprender más de #salud y #bienestar 🩺✨ | #ciencia #inflamacion #envejecimiento #cuidadodelapiel #cuidadocapilar #dermatologia #colombia #inbiotech ♬ Paris - Else

 

Dada la relación cercana entre el estrés oxidativo, la inflamación y el envejecimiento, nuestro cuerpo se vuelve más susceptible a desarrollar diabetes, artritis, enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, y distintas formas de cáncer. 

Los síntomas del estrés oxidativo muchas veces se reflejan en el exterior. Por eso, es importante saber que nuestra piel puede presentar los signos de alarma que algo no anda bien en nuestro interior. Si tu cara se brota con facilidad y se mantiene roja sin importar qué tratamiento hagas, pueden ser síntomas de que tu cuerpo está en estrés oxidativo. 

Los estudios sobre los radicales libres y su relación con el envejecimiento y el deterioro corporal aún siguen en proceso, y queda mucho por ser descubierto. Sin embargo, algunos científicos teorizan que la exposición a químicos, el consumo de tabaco y alcohol y de alimentos fritos puede aumentar la posibilidad de tener más radicales libres en nuestro cuerpo. Lo cuál podría explicar porque ciertas personas envejecen a un mayor ritmo que otras o son más susceptibles a tener enfermedades degenerativas. 

 

Ahora sí, ¿qué es un antioxidante?
El término antioxidante se usa para denominar a todo componente que puede combatir los radicales libres. Sin adentrarnos mucho en el proceso químico que sucede entre los antioxidantes y los radicales libres, basta con entender que el antioxidante neutraliza al radical libre interactuando con él y volviéndolo nuevamente un átomo estable. 


Así que cuando nos referimos a antioxidantes, nos referimos a la capacidad química de un componente de neutralizar radicales libres y reducir el daño que ocasionan en nuestro cuerpo. 


¿Cómo consumo más antioxidantes? 
Los antioxidantes llegan a nuestro cuerpo de varias formas, algunos de ellos son producidos naturalmente como La Superóxido Dismutasa. Un antioxidante poderoso que ayuda a mantenerte balanceado y neutralizar los radicales libres. Sin embargo, a partir de los 25 años, su producción se disminuye, razón por la cuál es importante tomar suplementos como el AOX Therapy que te dan capacidad y actividad antioxidante gracias a su componente de Superóxido Dismutasa.

Ciertos alimentos, en especial aquellos repletos de vitamina C y vitamina E también son una fuente considerable de antioxidantes. Entre ellos se encuentran: 

  • Las frutas cítricas como la naranja 
  • El tomate
  • El kale 
  • La cocoa
  • Los arándanos 
  • Las manzanas
  • Las cebollas 
  • El té verde

Antioxidantes, mitos y verdades sobre este superhéroe.

El consumo de minerales como zinc, cobre y magnesio (encontrados en el pescado, los champiñones, el banano y otros alimentos)  también ayudarán que los antioxidantes en tu cuerpo sean más efectivos y lleguen al lugar donde haya estrés oxidativo en tu organismo. 


Destruyamos algunos mitos 
Ahora que conoces bien qué son los antioxidantes, deshagamos algunos de los mitos más comunes sobre ellos: 


"Todos los antioxidantes son vitaminas"
Como mencionamos anteriormente, los antioxidantes provienen de diferentes componentes. Unos se producen naturalmente, algunos sí son vitaminas, otros son enzimas y minerales. 

 

"Todos los antioxidantes son iguales"

Esta es una de las concepciones más comunes, razón por la cuál creemos que al consumir uno o dos alimentos ricos en antioxidantes ya tenemos suficiente. No obstante, los diferentes tipos de antioxidantes combaten diferentes tipos de radicales libres. Así que si tenemos mucha vitamina C pero poca vitamina E en nuestro sistema, el efecto de los antioxidantes no será efectivo. Asegúrate de consumir una dieta balanceada rica en vitaminas y minerales y apoyar tu cuerpo con suplementos que tengan una fuente de antioxidantes considerable. 

 

"Entre más antioxidantes, mejor" 
Todo en exceso puede resultar dañino para nuestro cuerpo y los antioxidantes no son la excepción.  Asegúrate que los antioxidantes que estés consumiendo sean naturales y adecuados para tu cuerpo. ¡No te dejes engañar con productos que proclaman cosas que no sean verdad! Acompaña siempre tu proceso con una rutina saludable, un uso adecuado de los suplementos y deja que tu cuerpo descanse. 

 

"Todos los antioxidantes son producidos naturalmente" 
Aunque nuestro cuerpo se encarga de producir ciertos antioxidantes, esto no es suficiente para mantenerte sano. Siempre es necesario tener un consumo de antioxidantes diarios a través del consumo de alimentos y de suplementos que apoyan a tu cuerpo en la eliminación de los radicales libres.  

 


Referencias

 

carrito